martes, 24 de julio de 2007

El paraiso del cielo


Está en la isla de La Palma, se trata de un observatorio, el Observatorio del Roque de los Muchachos, que fue inaugurado en 1985.
Nada más ocultarse el sol, los telescopios del observatorio "cobran vida". Sus cúpulas comienzan a abrirse para una larga noche de observación, cada instrumento siguiendo el cuerpo astronómico que tenga asignado. Poco después, y ya a oscuras, el cielo de La Palma demuestra por qué esta isla es un paraíso para la astronomía. La ubicación geográfica, en medio del Atlántico, y el peculiar clima provocan la formación de nubes entre los 1000 y 2000 m de altura, que hacen de espejo e impiden que la contaminación luminosa de las poblaciones de la costa dificulten la observación de las estrellas.La Vía Láctea brilla como en ningún otro lugar y, en comparación con otros firmamentos, las estrellas se multiplican. Es lo que descubrió el británico Piazzi Smith en 1856 y confirmó el francés Jan Mascart cuando en 1910 viajó a Canarias para observar el paso del cometa Halley.
La Ley del Cielo: El cielo de La Palma está protegido junto con el de Tenerife, por una Ley que controla, por ejemplo, la iluminación de las calles y carreteras para garantizar que las estrellas sigan ahí visibles.
Asi que...se puede decir, que si vas a la Palma, podrías dar un paseo por las estrellas...

2 comentarios:

Anaís dijo...

Precioso post, mi niña linda, además de muy cierto. No tenía ni idea de cómo había surgido la idea del astrofísico, viste, siempre aprendo cosas nuevas contigo.
Lo que es, también una auténtica gozada es subir de madrugada a El Roque de los Muchachos para ver ponerse la luna y salir el sol y si está despejado ya es una maravilla que no se olbvida en la vida.
Qué bueno estar prontito juntitas por allá ;-)
Besos de luna y estrellas.

Marisa dijo...

Estoy deseándolo, no te imaginas cuanto.
Un millón de besos.